In-mould
Labeling

Adaptabilidad, optimización, calidad, precisión

Una técnica avanzada de decoración de piezas plásticas. El proceso IML consiste en colocar una etiqueta compatible con el material plástico con el que se fabricará la pieza dentro del molde antes de que entre el plástico líquido. Cuando se solidifica, queda fusionado con la etiqueta consiguiendo que formen un único cuerpo, un envase monomateria 100% reciclable, indeleble y sin adhesivos.

Perfecto para packaging alimentario: menor manipulación de las piezas.
Mayor calidad en la impresión.
Decoración de todas las caras de las piezas.
Más calidad

Diferenciación en el punto de venta

Etiquetas indelebles, con una impresión de mayor calidad que cualquier otro método de decoración.

Más productividad

Simplificación de procesos

Las piezas salen ya decoradas en el momento de su fabricación. Todo forma parte del mismo proceso productivo.

Menos costes

Producción más optimizada

Nuestros equipos permiten obtener el mayor rendimiento, reduciendo los costes de fabricación.